Ya no hay espacio para gurúes

No sé cuántos libros de autoayuda o desarrollo personal leí en estos casi 30 años, pero sé que son pocos los que realmente quedaron grabados en mí. Dentro de esa búsqueda incansable puedo darme cuenta hoy, a distancia, que lo único que quería era poder SER YO. Pero en el camino me perdí en las «realidades» y «verdades» de otras personas, endiosé a otrxs humanxs, los convertí en mis gurúes, y en el momento en que demostraron una pizca de humanidad me enojé con ellxs y dejé de resonar.

Esto es peligroso, no sólo para mí, si no para las personas que endiosé. ¿Acaso no estamos todxs acá en la misma, y para lo mismo? ¿Acaso no estamos todxs buscando nuestro propio rumbo?

Y creo que ESA es la clave: poder buscar NUESTRO propio rumbo, nuestro camino, nuestra receta única. Es imposible que lo que a otrx le funcionó me funcione a mí de exactamente la misma manera, porque desde mi constitución biológica ya somos dos entidades completamente diferentes.

Entonces, ¿por qué buscamos constantemente que otrxs nos digan qué hacer, cómo hacerlo, cuándo hacerlo y porqué hacerlo?

Porque a lo largo de nuestra vida nos dijeron que ser quienes somos no es seguro, está mal, es inadecuado, no es suficiente. Enseñando Diseño Humano me encuentro muchas veces con testimonios similares: Generadorxs que negaron su respuesta sacral en la infancia, personas con Autoridad Emocional completamente desconectadas de sus emociones por ser catalogadas como «intensas», Proyectorxs queriendo hacer sin parar porque siempre en sus familias lxs llamaron «vagxs», la lista sigue pero creo que entendés lo que quiero decir… en función de nuestro entorno, de quiénes nos criaron, de la ciudad donde vivimos, de lxs amigxs que tuvimos y hasta de lo que consumimos en la tele todxs caimos en más o menos lo mismo: la creencia de que hay algo que está mal en nosotrxs, desde lo profundo de nuestro ser.

Con todo esto, no debería sorprendernos encontrarnos buscando constantemente a salvadorxs que nos puedan indicar qué camino seguir, pero hoy vengo a decirte algo con toda la certeza que habita en mí: no hay respuesta más perfecta, más indicada, y más repleta de sabiduría que la que ya habita en vos hoy. Sólo necesitás sacarte las capas que no te permiten llegar al mapa del tesoro.

Por eso siento hoy que Diseño Humano es el «futuro» de la autoayuda, que ya no la llamaría así, me inclinaría más por «auto conocimiento». Tu Diseño es único, irrepetible, inigualable y no sólo eso, TAMBIÉN ES NECESARIO. Lo que vos tenés para aportar, sólo VOS podés aportarlo al colectivo de esa manera. Tu visión del mundo, de los vínculos, del trabajo, de la inspiración, del amor es completamente irrepetible. Conocer mi energía, de qué manera funciona en soledad y en sinergia con otrxs, mis regalos, mis desafíos, mis talentos y virtudes fue lo que hizo que deje de ser una fotocopia mal hecha de otras personas para empezar a crear MI propia historia, con mi sello personal, único e intransferible.

En un mundo que constantemente nos pide que seamos algo que no somos, yo te pido lo opuesto:

Dejá de buscar gurúes. Dejá de buscar afuera.
Ni siquiera me creas a mí: EXPERIMENTALO.
Fijate qué pasa cuando empezás a escucharte, a cuestionarte, a observarte, a regalarte un segundo de gracia.
Cuando empezás a vivir tu vida por y para vos.
Cuando conectás con tu Estrategia y Autoridad.
¿Cuántos mundos se abren?

El único gurú que necesitás siempre estuvo en vos.